miércoles, 4 de febrero de 2015

Prueba Dodge Grand Caravan SXT (2013-2014)

En este año 2015 se van a cumplir 32 años del lanzamiento de uno de los vehículos más vendidos en el mundo y más representativos del mundo automotor de los Estados Unidos: La Minivan de Chrysler; en este momento está en su quinta generación y posiblemente pronto llegará una nueva para satisfacer las necesidades del demandante consumidor estadounidense. En este post habrá un test con todas las impresiones y detalles de una Dodge Grand Caravan probada en el sur del estado de la Florida.




Antes de comenzar a pasar a los detalles puntuales de la prueba, vale la pena hacer memoria del surgimiento de este icónico modelo. En la década de los 70' Ford estaba trabajando en una van derivada de la Econoline cuyo tamaño facilitara su uso familiar. De ese proyecto surgieron dos conceptos importantes, el primero denominado "Carousel" diseñado por Dick Nesbitt escogido por el director de planeación de productos Hal Sperlich y aprobado por Lee Iacocca porque cumplió a cabalidad la premisa inicial; el otro concepto fue el "Minimax" del que no hay imágenes pero se sabe que era un vehículo muy pequeño de tracción delantera pero con un interior muy aprovechable cumpliendo con las premisas de ser apto para ciudades atestadas y para enfrentar crisis de petroleo. Estos conceptos no pasarían a producción en masa por directrices de Henry Ford II, a finales de esa década Iacocca y Sperlich comenzarían a trabajar con Chrysler y llevarían consigo los avances de este proyecto abortado para hacerlo realidad.

Avanzando hasta el modelo actual, en estos tiempos no hay sino "Grand Caravan" porque en el 2008 con el lanzamiento de la quinta generación Dodge optó por dejar de lado la producción de esta camioneta en versiones de dos distintas longitudes para solo producir la Grand Caravan, es decir, la versión de batalla larga porque la de menor longitud le daría espacio en el mercado a la Journey que podía ofrecerse en versiones de 5 o 7 puestos y con tracción sencilla o total, recordando que la minivan de Chrysler ofreció en anteriores generaciones tracción total en opción.

Detalle de la llave
Si bien la camioneta probada en esta ocasión pertenece a la nombrada quinta generación, esta es de las más actuales que lucen el facelift mostrado en el 2011, la actualización hecha en ese año no fue sólo estética sino que se recalibró la suspensión, pasó a tener un menor despeje del suelo y lo más importante: se pasó de tres opciones de motores con 2 de cajas a una sola de motor y caja. El motor en cuestión es el Pentastar 3.6 V6 que fue presentado en el salón del automóvil de Nueva York 2009; es un impulsor con bloque y culata en aluminio, cuenta con desactivación de cilindros en situaciones en que no se necesita tanta potencia para ahorrar combustible y puede ser abastecido con combustible E85 (15% gasolina tradicional, 85% etanol) con mejores aceleraciones so pena de un mayor consumo. Este Pentastar es ubicuo en la gama RAM (vehículos de carga del grupo Chrysler en USA) y también está presente en modelos del Grupo Fiat para Europa.


Este V6 de 3604 cc me ha parecido una virtud de la Grand Caravan, mueve con bastante soltura a este vehículo que pesa alrededor de dos toneladas, es un motor que tiene una excelente respuesta en bajo régimen y pasadas las 5000 rpm sigue acelerando con facilidad (normalmente son características mutuamente excluyentes en los motores), me ha parecido que por su potencia esta minivan es innecesariamente rápida aunque por como está calibrado su tren motriz resulta siendo un vehículo bastante diestro en las vías rápidas estadounidenses toda vez que es capaz de andar a velocidades superiores a las legales (más de 75 mph) manteniendo regímenes de rpm menores a 2500. Para hacer una comparación, una Odyssey con caja automática de quinta cuando va a 80mph su motor va 2500rpm, a idéntica velocidad la Grand Caravan va a unas 2000rpm; esto no es producto de las relaciones de la caja ya que el último engranaje de la Honda (también con caja de 6a) es más largo que el último de la Dodge sino más bien del brío en bajo régimen que tiene el motor de la estadounidense.

Ritmo normal de la camioneta en el Turnpike,
Se nota también una dirección desalineada y una
tapa plástica en donde se ubica el computador de
a bordo en versiones más equipadas.

Uno logra entender el viejo dicho de los estadounidenses que reza "there's no replacement for displacement" (No hay reemplazo para el cilindraje) cuando se topa con las rápidas vías interestatales, carros con motores de 1.6L que son suficientes para el medio colombiano sufren para recuperar de 60 a 80 millas por hora o al mantener velocidades crucero superiores a 75 mph; no es el caso de la Grand Caravan, recupera velocidad muy fácilmente y si se acude al kick-down es tanta la fuerza que el motor le imprime a la transmisión que se llega a sentir una especie de golpe lo que me pone a pensar de la durabilidad de un tren motriz con un pesado motor moviendo las ruedas delanteras, aunque hay que decir que minivanes de tracción trasera como la Toyota Previa se extinguieron y esta es la disposición motriz que se ha mantenido y se ha implementado incluso en vehículos de carga.


La caja que tiene esta Dodge recibe el nombre de "Autostick", marca registrada del grupo Chrysler que usa desde hace más de una década para bautizar las cajas automáticas con mando manual de sus vehículos; en la aplicación de la Grand Caravan me ha parecido una caja bien calibrada en sus relaciones pero molesta en su modo manual porque tiene reacciones perezosas al subir o bajar cambios (operación en la que puede tardar un segundo) y porque el control manual está ubicado en la misma posición "D" por lo que para volver a la operación automática hay que sacarla a neutro o bien darle otro toque al "+" una vez esté en sexta. La palanca de cambios está montada en el salpicadero, algo que se agradece porque despeja el habitáculo y las plazas delanteras pero es un mando un poco incomodo de usar sobretodo cuando se usa en modo manual, tal vez un control como el que tienen camionetas como la Tahoe (es decir, de la forma tradicional) puedan ser más cómodos.

Aunque no entran en cuadro todos los portaobjetos, se puede
ver el espacio aprovechado en el suelo con un tomacorriente
y las dos guanteras.

La palanca de cambios montada en el salpicadero trae otro inconveniente: no hay sino una control para manejar tanto las direccionales como el limpiaparabrisas, cuesta acomodarse a el. Por todo lo demás el salpicadero de la Grand Caravan es todo lo que un conductor podría pedir para viajes largos por la presencia de cuatro marcadores de aguja en el tablero bastante claros y mandos en el volante para el control crucero y operación del radio. Como lo pide el consumidor estadounidense hay infinidad de compartimientos para dejar objetos y bebidas además de superficies blandas para apoyar los brazos que son muestra de la calidad de materiales que recibe el vehículo.

Consola Central
Uno de los gadgets interesantes que tiene esta camioneta que es el botón "econ" que cuando se oprime se enciende una luz verde en forma de hoja, este tipo de botones son muy usados en los vehículos de hoy en día y la verdad es que no es gran cosa, en el caso de esta Dodge no lo deja conectar a más de 80 mph y se trata de un botón que cambia los parámetros de respuesta tanto del acelerador electrónico como de la caja que no recupera sino en sexta a velocidades de autopista. El consumo observado en la prueba con un 22% de recorrido en la ciudad de Orlando, FL y el resto en el "Turnpike" de Florida sin dejar de usar el aire acondicionado fue de 19.6 millas por galón; usando el botón "econ" y manejando sólo en autopista sin desconectar el aire acondicionado fue de 22.9 millas por galón.

De lo anterior puedo dar la siguiente conclusión escueta: si uno es un conductor descuidado con el consumo de combustible el botón "economizador de combustible puede servir", si no, no es que haga falta ya que conduciendo por debajo del limite de velocidad en USA la Grand Caravan va a mantener regímenes más parecidos a los de un motor diesel y por consiguiente va a consumir menos; fue impresionante ver cómo cuando se llegaba hasta las 100mph la aguja del combustible literalmente bajaba. La otra observación que puedo hacer es que hacer que esta camioneta recupere en última marcha se puede hacer acelerando con mucha suavidad o bien usar el control manual (no reduce marchas ni cuando se detiene el vehículo ni cuando arranca desde 0, lo que puede ser molesto) en sexta.


Lo que puede ser un alivio para el fabricante es que puedo dar fe de que el consumo de esta camioneta a pesar de escenarios pesimistas se aleja de las 17 millas por galón y que puede ser mayor a 23 en autopista, con esto se puede decir que es de los pocos fabricantes que anuncia consumos oficiales difíciles de conseguir o muy optimistas. Anteriormente citaba al funcionamiento de una Honda Odyssey 2013 para compararla con la Grand Caravan porque tuve contacto también con una Honda de esas, pues bien, para otra referencia el consumo que he observado en la Honda ha sido de 17.3 millas por galón en circuito mixto ciudad-autopista y de 21.3 en autopista, hemos andado con la japonesa siempre con cupo completo pero me ha parecido que cómo el motor de esta es un poco menos elástico ha consumido más a pesar de que las cifras oficiales ubiquen a la Odyssey como la líder del segmento en cuanto a consumo. Según lo anterior, pareciera que la eficiencia en cuanto a consumo de combustible y la practicidad de una van no suelen ir de la mano; no obstante me parece Chrysler podría usar en sus minivanes un motor de cilindraje menor (sugiero un 3.0 Pentastar e inclusive un GEMA 2.4 16V) porque el usuario no pretende que este tipo de vehículos sea rápido.

La conducción de esta camioneta es bastante fácil aunque el lugar donde se siente más cómoda es en vías interestatales por su estabilidad lineal, en ciudades atestadas su longitud de más de 5 metros puede resultar inconveniente y en caminos sinuosos recordamos sus dos toneladas de peso cada vez que maniobramos el volante con brusquedad y la respuesta de la camioneta suele ser con un torpe y pronunciado subviraje. Sin embargo hay que hacer la salvedad que medios especializados de los Estados Unidos ven a la Grand Caravan/Town & Country como la minivan de mejor (o menos peor) comportamiento dinámico, a esto le ayudan su poco despeje al suelo, una agradable dirección asistida algo pesada pero de buena respuesta y una serie de suspensiones firmes.


A velocidades de autopistas estadounidenses cómo lo habíamos mencionado antes, se viaja muy cómodo en el puesto del conductor y el motor viaja muy relajado, por el gran vidrio panorámico se tiene una excelente visibilidad hacía adelante producto también de la posición de la butaca del conductor que está un poco elevada como en una SUV. Pese a la pobre aerodinámica de la carrocería de la camioneta y de detalles anticuados como una antena montada en el guardafango derecho, la insonorización en el interior a altas velocidades es de primer nivel y la camioneta no se ve afectada por vientos laterales.


Los detalles del interior también representan una de las grandes virtudes de la Grand Caravan, empezando por una virtud que por estos días parece ser inherente al grupo Chrysler y es la flexibilidad de la disposición del interior de sus vehículos (para la muestra un botón: Dodge Journey); esta minivan es un vehículo en el que pueden viajar 7 personas de forma muy cómoda pero los 7 puestos disponibles no son estáticos sino que los 5 traseros pueden esconderse individualmente en la segunda banca o en 2/3 y 1/3 en la tercera para privilegiar el espacio de carga, atributo que el fabricante denomina como "Stow'n Go" y que me valgo de un vídeo producido por "Mick's North Hills Chrysler" vendedores autorizados en Pittsburgh, PA para hacer una demostración del funcionamiento este sistema en una similar pero más lujosa Chrysler Town & Country.


Siguiendo con los detalles del interior de la "Grand Caravan", otra característica de elogiar es el hecho de que todos los 7 puestos tienen sus correspondientes cinturones de 3 puntos y que para todos hay portavasos y portaobjetos cercanos. El espacio para las piernas en las plazas traseras es relativo porque todas las bancas de asientos tienen correderas y para la cabeza hay de sobra, incluso entrar cómo pasajero a ubicarse en las plazas traseras es tan fácil como hacerlo en un microbus de servicio público. Dicho esto, a pesar de que las camionetas "crossover" son la moda en el momento, me parece que se quedan a medias en robustez, habilidad para circular en caminos difíciles y comodidad; mientras que las minivanes si tienen como gran virtud ser cómodas y probablemente sea el tipo de vehículo que más "maltrato" o exigencia recibe de sus usuarios porque tienen que ser vehículos multipropósito.

Buen espacio en el bául, incluso con la tercera fila de
asientos en posición.

Esta versión probada "SXT" tenía un aire acondicionado manual de tres zonas para añadirle aún más confort a los pasajeros, el ya mencionado sistema "Stow'n Go", rines de lujo y algo más de conveniencia al tener tanto las puertas correderas laterales como la puerta trasera con accionamiento mediante botones adentro del habitáculo y otros en la llave; que se abran las puertas con tocar un botón puede parecer algo excesivo pero se agradece teniendo en cuenta que por el tipo de vehículo que es el usuario que la conduce suele cargar muchas cosas en el y puede tener muchas veces las manos ocupadas; ahora bien, desde otro punto de vista se puede ver a esta camioneta como una herramienta bastante conveniente para personas con limitaciones físicas.


Tras usar esta Dodge, me enamoré de un tipo de vehículo que no conocía y que miraba con desprecio cómo suele hacer cualquier persona "apasionada por los autos", además me cambió la percepción de los autos estadounidenses que me parecían poco eficientes; se me han agotado las palabras para seguir hablando de lo conveniente que puede resultar una Grand Caravan cómo vehículo familiar y seguramente se me habrán quedado detalles por fuera del post por lo que ahora pongo un vídeo del famoso Saabkyle04 (Kyle Lindsey) experto en hablar de autos en vídeo, el que sigue es un tour por una camioneta similar a la que probé pero con más equipamiento porque la versión "Crew" incluye entre otras un sistema multimedia más avanzado ("U-connect" en vez del radio tradicional), 4 monitores de DVD, computador a bordo y rines más llamativos:


Ahora dejo las especificaciones técnicas de la camioneta probada y un comparativo breve con su competencia:


CaracterísticasDodge Grand Caravan SXT
Producido por:
Chrysler Canada Incorporated
Ensamble Final en:
Windsor (ON), Canadá
Código Motor:
Pentastar
Situación:
Frontal Transversal Tracción Delantera
Cilindraje:
3604cc
Diámetro x Carrera del pistón:
96 x 83 mm
Relación de Compresión:
10,2 a 1
Tren Válvular:
Dos árboles de levas por culata con doble VVT
Repartición:
Por Cadena
Válvulas:
4 válvulas por cilindro (32 válvulas)
Potencia Máxima:
283 HP (208 kW) a 6600 rpm
Torque Máximo:
344 Nm (254 lb-ft) a 4000 rpm
Combustible:
Gasolina de 87 octanos, 89 recomendada y admite E85
Relación de la 1a marcha:
4,13 a 1
Relación de la 2a marcha:
2,84 a 1
Relación de la 3a marcha:
2,28 a 1
Relación de la 4a marcha:
1,45 a 1
Relación de la 5a marcha:
1,00 a 1
Relación de la 6a marcha:
0,69 a 1
Relación diferencial:
3,16 a 1
Suspensión delantera:
Barras de puntal (McPherson) con barra estabilizadora
Suspensión trasera:
Brazos de Arrastre
Frenos (del-tras):
Discos Ventilados (302 mm) y Discos (305 mm) con ABS y EBD
Largo/Ancho/Alto/Batalla:
5144/1953/1750/3078 mm
Diametro de Giro:
12 metros
Despeje del suelo:
142 mm
Peso Vacío:
1960 kg (4321 lb)
Capacidad de Carga:
1633 kg (3600 lb)
Capacidad Tanque Combustible:
20 Galones (75,7 Litros)
Volumen Baúl:
510 L o 1450 L con la tercera fila de asientos plegada
0-100 km/h:
8,5 segundos
Velocidad Máxima:
182 Km/h (113 mph limitados electrónicamente)
Consumo en Ciudad:
17 MPG, 27 KPG o 13,8 l/100km
Consumo en Autopista:
25 MPG, 40 KPG o 9,4 l/100km
Consumo Mixto:
20 MPG, 32 KPG o 11,7 l/100km
Consumo Mixto con E85:
14 MPG, 23 KPG o 16,8 l/100km
Relación Peso/Potencia:
6,92 kg/HP (15,2 lb/HP)
Potencia Especifica:
78,5 HP por litro
Precio unidad probada:
$27690 USD (2013)
Precio base:
$20990 USD (2013)
Airbags:
frontales, laterales y de rodilla (x5)
Confiabilidad:
3/5 para modelos 2013 según Consumer Reports
Gastos de Mantenimiento:
$0 a $50 USD según Consumer Reports
Costos proyectados a 5 años:
$41505 USD, $852 más que el promedio de vehículos similares
Riesgo de Volcamiento:
16,4% según prueba de NTHSA
Pruebas de Impactos:
4 estrellas de 5 según pruebas de NTHSA


Click para agrandar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...