jueves, 7 de agosto de 2014

Cuadriciclos: ¿Los Vehículos del Futuro?

Bajo la premisa de que el espacio y los recursos petroquímicos escasean, los vehículos se han ido diseñando en la última década, sobretodo en Europa Occidental donde estas variables llegan a ser indicadores para el pago de tributos. Este es el escenario en el que nace un nuevo segmento de vehículos que se ubica por debajo del "A" (en el que se ubican autos como un Peugeot 107 o un Chevrolet Spark) y que ha demostrado un incremento de demanda particularmente en Europa; se trata de los "cuadriciclos" que reciben este nombre porque se asume que se derivan de las motocicletas aunque tienen 4 ruedas. Estos pequeños vehículos consumen muy poco combustible, generan poco o nada de emisiones contaminantes al andar y no requieren la misma licencia de conducción que se necesita para manejar un automóvil como tal; estos son atributos que los hacen muy apropiados para las exigencias del futuro, aunque EuroNCAP en uno de sus últimos reportes pone en vilo su viabilidad como medio de transporte por la seguridad que pueden ofrecer.


En el reporte que hace el programa de seguridad europeo se detallan las pruebas hechas a 4 "cuadríciclos pesados" siendo esta una categoría en la que se clasifican los vehículos con masa inferior a 400 kg y potencia inferior a 15 kW o 20 HP. Antes de hablar de las pruebas hay que aclarar que estas no tienen los mismos estándares de calificación que tienen los vehículos más pesados precisamente porque los cuadriciclos caen en una categoría inferior entonces los impactos no se realizan a 64 km/h sino a 50 km/h de manera que los resultados de estas pruebas no son comparables con las "tradicionales". A continuación seguirá una breve reseña de los vehículos que hicieron parte de estas pruebas excluyendo al Club Car Villager que es un ortodoxo carro de golf.

Vídeo del informe de EuroNCAP:


El más importante de los cuadriciclos probados es el Renault Twizy 80 que es una novedad de la marca francesa y también es un lanzamiento que generó bastante expectativa ya que los fabricantes de estos pequeños vehículos son en su mayoría compañías de menor renombre y capacidad productiva que no son muy conocidas alrededor del mundo. El Twizy nació de una concepto bastante original que era el de hacer un vehículo muy pequeño, del tamaño de una moto; pero con cuadro ruedas, un volante y un poco más de comodidad y seguridad. Su motorización viene dada según la linea de productos "Z.E." (Zero Emission) de Renault y Nissan, pues usa un motor eléctrico; su gama la componen el "45" y el "80" que se diferencian por la velocidad tope que pueden conseguir cuyo nombre lo indica y se asocian a diferentes niveles de equipamiento. Tiene una autonomía estimada de 100 kms y tiene un precio desde un poco más de 7.000 Euros; se fabrica en la planta española de Valladolid y como muchos modelos de la marca tiene un "hermano" que presentará Nissan que recibirá el nombre de "New Mobility Concept" y se diferencia principalmente porque los dos ocupantes que puede llevar no van uno detrás del otro sino uno al lado del otro con una disposición más tradicional.

Nissan NMC.

El otro vehículo que se probó fue el Tazzari Zero, fabricado por una marca italiana que inicialmente hacía estos cuadriciclos impulsados por motores de combustión de poca potencia pero el "Zero" es la novedad por ser impulsado por un motor eléctrico que genera 20 HP con un rendimiento espectacular pues tiene una autonomía estimada de 140 kms y tiene una velocidad máxima de 100 km/h. A simple vista es un pequeño vehículo de diminutas dimensiones que puede llevar únicamente dos pasajeros del mismo modo que los hace un Smart, además tiene un visual más audaz y más juvenil con detalles como un volante deportivo. Puede ser de los cuadriciclos más interesantes en la actualidad pero tiene el grave problema de que para adquirir uno hay que tener más de 20.000 Euros.



El vehículo que sigue tal vez el más practico pero no es el más novedoso, el Ligier Ixo JS Line de 4 plazas es un cuadriciclo francés que se consigue por un poco más de 10.000 Euros y a pesar de no tener un motor eléctrico, su impulsor es bastante interesante, se trata de una unidad diésel producida por el fabricante italiano Lombardini de 2 cilindros y un desplazamiento de 480cc que genera 5.5 HP a 3200 rpm acoplado a una transmisión de variador continuo; tiene un tren motriz que lo hace consumir a razón de unos 40 kms por litro en promedio (equivalentes a unos 150 km/gal o unos 2,5 l/100km) y generar 65 gramos de dióxido de carbono por cada kilómetro recorrido.



Tras hablar de todos los vehículos que se analizaron en el crash test de EuroNCAP para cuadriciclos pesados pasamos a los resultados. La conclusión a la que llegó el organismo en general fue que estos vehículos a pesar de ser legales para circular en las calles, mostraron severos problemas con relación a la seguridad de sus ocupantes que los hacen ser más seguros que una motocicleta pero distan de la seguridad que cualquier automóvil puede ofrecer; esto se da porque cumplen una serie de requisitos mínimos pero no los suficientes. EuroNCAP afirma que un comprador tiene derecho a la seguridad en cualquier tipo de vehículo que escoja para movilizarse por lo que se deberían mejorar los requerimientos exigidos a los cuadriciclos, de manera que por ahora se sugiere comprar todos los items opcionales que se ofrecen, items entre los que se incluyen airbags y sistemas ABS.

Inicio del reporte publicado por EuroNCAP

De los cuatro cuadriciclos probados, el Twizy es el que tiene la ventaja por tener como equipo estándar un airbag; el Renault mostró resultados malos pero se ubicó por encima de los otros tres vehículos probados. En la prueba del Tazzari el dummy golpeó con fuerza el timón y mostró signos de una posible lesión fatal para la cabeza, en el Ligier se desprendió el cinturón del conductor del marco que lo conecta con la carrocería minimizando su efecto y el carro de golf fue el de peor resultado ya que su estructura colapsó por completo. Tras esta prueba, todos estos vehículos que son bastante novedosos irónicamente mostraron fallas que los fabricantes de autos común y corriente habían superado hace ya unas décadas.

Con todo lo expuesto en este articulo se puede concluir que pese a que los cuadriciclos pueden ofrecer soluciones en movilidad a ciudades grandes por minimizar la congestión, la huella de carbono y el consumo de recurso petroquímicos, todavía hace falta mucho para que estos se vuelvan más populares y que puedan tener aceptación en otras partes del mundo. Además aparte de ser más limitados en términos de ergonomía y confort, resultan muy caros, como referencia dejo el siguiente dato: con 10.000 en Europa se puede conseguir un Dacia Sandero de la última generación con el novedosos motor 0.9 TCe que también es eficiente en cuanto a consumo y emisiones aunque es mucho más práctico y seguro. De todas maneras es muy probable que en un lustro los avances en los cuadriciclos pesados hagan que este tipo de vehículos vuelvan a ser lo más novedoso y viable en materia de movilidad de cara al futuro.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...