domingo, 15 de diciembre de 2013

Impresiones en Pista y Reseña Škoda Fabia RS (Motor en Acción 2013)

Este es otro de los vehículos que vi en la edición pasada de Motor en Acción y que no tuve la suerte de ver su prueba dinámica, para este año lo hice y a continuación verán las impresiones que me dejó además de una reseña pasando por algunos detalles importantes de este vehículo. Para comenzar hay que decir que es un carro muy interesante para el mercado colombiano porque ofrece algo inédito, usa la base de un Skoda bastante conocido y le suma un tren motriz demasiado sofisticado que fácilmente podría impulsar a carros deportivos de verdad pero que se le monta a un carro del segmento B, todo esto a un precio inferior a $70 millones de pesos.



En el año 2007 nació la segunda generación del Fabia, siendo la primera bastante exitosa en términos de ventas inclusive aquí en Colombia por caracterizarse por ofrecer un visual atractivo, pequeñas dimensiones exteriores con un interior bastante aprovechable e impulsores muy interesantes. La renovación del Fabia no implicó un cambio de plataforma pero si mayores dimensiones en altura y longitud que redundaron en un mayor espacio interior. Para el 2010 hubo una renovación en los motores de la gama al incorporarse un 1.2L TSI que reemplazó el 1.6L 16V que está todavía disponible aquí, este reemplazo se hizo para mejorar en cuanto a eficiencia energética sin perder prestaciones, otra novedad que apareció en el 2010 en Europa fue la aparición de una versión denominada "vRS" que montaba un motor de 180HP que es la que analizamos esta vez.

El motor que usa esta versión deportiva del Fabia tiene un cilindraje de 1390cc, doble arbol de levas con 4 válvulas por cilindro, inyección directa "FSI" y una aspiración inducida muy compleja a cargo de un supercargador que complementa el trabajo de un turbo. El sobrealimentador le da vigor al impulsor en un régimen bajo mientras que el turbo entra en acción para regímenes superiores a 3500 rpm, no trabajan al mismo tiempo pues el supercargador se desconecta mediante un embrague cuando el turbo entra en acción, con este funcionamiento se asegura una excelente respuesta a todo régimen. Lo anterior nos da apenas una referencia acerca de la muy avanzada tecnología de primer nivel que tiene este motor.



El motor no es lo único avanzado del tren motriz de este Fabia, la caja que usa es sin temor a equivocarme la mejor caja automática del momento, no es una automática tradicional porque no trabaja con un convertidor de par sino que tiene un par de embragues cada uno funcionando para las marchas impares y otro para las impares de manera que cuando selecciona una marcha la posterior ha sido preseleccionada por el embrague complementario. La caja Powershift de Ford trabaja de una forma parecida pero no con la misma suavidad que lo hace esta DSG del grupo VW, además la DSG pasa los cambios más rápido que lo que se podría hacer con una manual cuando se acelera a fondo y el mando secuencial que equipa es más intuitivo que las demás cajas que lo ofrecen.



Con este tren motriz tan sofisticado que ofrece las cualidades que cualquier deportivo necesita en cuanto a mecánica da para preguntarse si esto es suficiente para que un auto del segmento B se convierta en un deportivo, la respuesta es SI pero con restricciones o limitaciones. Poner esta mecánica en un carro de tracción delantera que pesa a lo sumo unos 1220 kilos -peso con equipamiento tope de linea y motor más grande turbodiésel- implica ponerle un gran lastre porque el Fabia RS pesa 1318 kg vacío con una repartición de pesos con una gran proporción en la parte delantera. Sin embargo para optimizar el comportamiento dinámico del Fabia se le ponen unos neumáticos de perfil bajo con medidas 205/40 R17, una suspensión con un reglaje más duro y una ayuda electrónica que simula la operación de un diferencial autoblocante que el fabricante denomina "XDS".

De manera que el Fabia RS resulta siendo un carro con un comportamiento dinámico bueno en pista, más no excelente y algunas de las modificaciones le juegan en contra para el uso cotidiano como lo son las medidas de las llantas y la suspensión que lo hacen tener una marcha incomoda además de que aumentan las probabilidades de romper un rin y hasta un neumático que con esta medida resulta más caro. Esas son las desventajas de hacerle a un auto convencional tener una vocación más deportiva, pero esto visto desde otra óptica resulta vislumbrando un panorama interesante que es el de tener un carro rápido pero con gran practicidad en su interior, la practicidad y las prestaciones excelentes parecen ser mutuamente excluyentes como suele pasar en los deportivos pero este Fabia es la antítesis de lo anterior.

La demostración en pista como era de esperarse dejó buenas impresiones, no es precisamente un carro ágil
en su paso por curvas porque el subviraje es notorio y le cuesta salir con potencia de las curvas porque la entrega de potencia del motor tan repentina complica el trabajo de las llantas delanteras tratando de coger tracción pero en términos generales se comporta bien y las ayudas electrónicas son efectivas porque no son intrusivas -el control de tracción se puede desconectar, el de estabilidad no-. Lo que impresiona es que es un carro con reacciones predecibles, fácil de conducir a ritmos acelerados, con un motor terriblemente vigoroso y una caja obediente que ayuda en cualquier situación de manejo.


En cuanto a prestaciones es de esperarse que sean muy buenas, el fabricante anuncia un tiempo de 0 a 100 km/h en 7,3 segundos y una velocidad máxima de 224 km/h, esto nos muestra los grandes avances en tecnología porque un Golf GTI MK IV de hace 10 años con motor 1.8 Turbo de 150 HP era más lento. Este motor se fabricó para reducir emisiones sin reducir prestaciones, así este 1.4 TSI es 14% más potente que un motor 2.0 16V de inyección directa -FSI- que fabricó VW para que fuera la novedad en el Golf MK V pero consume un 5% menos de combustible; montado en el Fabia resulta en un consumo mixto en ciclo homologado europeo de 6,2l/100km o 61 km/gal y cumple con normativa de emisiones EURO V, aunque hay que decir que es una cifra muy optimista para un motor de aspiración inducida y que necesita de gasolina de 95 octanos RON así que no es un carro particularmente barato en cuanto a consumo.



Lo que podría concluirse es que este Fabia vRS es la puerta de entrada para acceder a un carro muy rápido, fuerte y con tecnología de primer nivel sin sacrificar tanto la practicidad necesaria en cualquier vehículo, eso sí sin que sea un carro con apenas un tratamiento estético que lo hacen lucir agresivo. El precio es alto pero lo que uno consigue por cada peso que invierte ciertamente lo ameritan, esto me da pie para decir que actualmente no aparece en la revista Motor porque ya no hay unidades en stock, el fabricante por lo visto fue algo timorato asignando pocas unidades para vender en Colombia y naturalmente no pudo satisfacer la demanda real lo que puede ser una grata sorpresa. 



Ahora si queremos un carro más practico que audaz, el Fabia "tradicional" sería una opción excelente aunque tengo que decir es mejor ir por el 1.6 16V porque a pesar de que el 1.2 de tres cilindros ofrezca una propuesta bastante interesante el tricilíndrico no deja de ser un carro chico poco potente con un precio superior a los $30 millones de pesos mientras que el 1.6 16V tiene un precio que lo ubica cercano a lo que cuesta un Ford Fiesta entonces se podría comparar con el mejor carro del segmento y ver que el Skoda lo supera en ciertos atributos que no vendrían a ser el dinamismo y la agilidad sino algo más importante para un uso cotidiano que es la practicidad.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...