martes, 19 de febrero de 2013

Consideraciones sobre la gasolina en Bogotá

Bogotá como capital tiene unas condiciones especiales en cuanto a la gasolina, uno por una ubicación que no facilita el suministro de insumos pues está alejada de los principales lugares de producción minera del país además de que está lejos de los puertos principales del país y dos por la altura a la que se encuentra que tiene sus desventajas y desventajas como veremos ahora.



Por ahora lo que más le interesa a los bogotanos es que el precio baje, es algo que resulta apenas natural pues no tenemos gasolina ni barata ni de buena calidad estando en un país que se jacta de su producción petrolera y en general de la minera. En el Distrito Capital es muy posible que los precios por galón de corriente varíen entre $8300 y $9000 pesos, al principio de año la gasolina bajó de precio tan poco que muy posiblemente durante el primer semestre de este año ya tengamos unos precios mayores a los de 2012 pues si bien el combustible baja un poco su precio este vuelve a subir como hemos estado acostumbrados durante los últimos años, es decir que baje el precio de la gasolina es una solución parcial a unos precios que sólo suben así el precio internacional por barril de petroleo baje en ciertos momentos.

Tenemos que estar prestos a donde conseguimos la gasolina más "barata", se dice mucho que alejándose de la capital los precios bajan, efectivamente es así pues si ud viaja hacia a Boyacá saliendo por la autonorte en Tocancipá va a encontrar gasolina que vale unas décimas de pesos menos pero cuando cambia de departamento curiosamente el precio del combustible vuelve a subir, al menos eso fue lo que noté la última vez que fui a Sogamoso el año pasado.


Los precios varían por estación de servicio, las bombas Texaco y Esso son las más caras por lo que he visto en mi sector, las Terpel ofrecen mejores precios e incluso ofertas y dentro de los supermercados los precios también son buenos; si me piden mi opinión diría que hay que tanquear en la medida de lo posible en bombas Terpel aunque el mejor precio que he encontrado en Bogotá lo ví en la bomba que hay dentro del Carrefour de la Calle 80.

El precio definitivamente es algo tan fastidioso para muchos ciudadanos que este tema incluso se ha llevado a instancias políticas, se critica también que la calidad es mala por lo que tener un combustible caro resulta inaudito. Sin embargo en estos días Bloomberg investigó sobre los precios de la gasolina en el mundo -ver artículo en el siguiente link, un fragmento de el es el texto que aparece aquí en inglés- y si usted piensa que los precios en Colombia son de los más caros del mundo está equivocado, Turquía es el país con la gasolina más cara del mundo con casi $10 dólares por galón y Colombia con $4,72 por galón se ubica mejor que casi toda Europa e incluso Brasil que es de los mayores productores.


Para el caso de la gasolina Ecopetrol dice que está disponible desde 81 octanos AKI para el caso de la corriente y 87 octanos AKI, así que no sólo tenemos una gasolina cara para nuestro poder adquisitivo sino que es de poco octanaje con relación a la que se vende en otros países pues en Turquía se encuentra desde 95 RON. Ojo, el alto octanaje no implica buena calidad ni el bajo octanaje mala calidad, hay que usar el adecuado para cada motor y normalmente los motores con alta relación de compresión necesitan más octanaje.


El hecho de que el combustible tenga poco octanaje hace que muchos carros que se vendan en el país necesiten gasolina extra o premium, si no se usa el octanaje adecuado la gasolina no soporta la presión y temperatura durante la compresión entonces explota antes de que las bujías den chispa resultando en un pistoneo o cascabeleo.

Una ventaja de la altura de Bogotá se puede ver en un caso particular que es el de el Nissan Tiida que dice en el revés de la tapa que da al tanque "USAR PREMIUM", el manual dice que la gasolina requerida es sin plomo de 87 octanos RON como mínimo, recordemos que la gasolina corriente es de 81 AKI o 85 RON y la extra es de 87 AKI o 91 RON -1 AKI = 1,05 RON- entonces habría que usar extra pero a mayor altura menor menor presión atmosférica reduciendo la relación de compresión de los motores y también su potencia,  de manera que el octanaje subiría en 1 unidad RON cada 300 metros por lo que la corriente a la altura de Bogotá vendría a tener 93 RON suficientes para abastecer este Nissan a esta altura, por debajo de 600 metros sobre el nivel del mar la situación cambiaría y habría que usar gasolina extra para este vehículo.


Algo que se me quedaba en el tintero es que tanto en Pasto como en Cúcuta la gasolina es mucho más barata que en Bogotá, y con esto concluyo, el Distrito Capital tiene como debilidades en cuanto a combustible que su precio en comparación con algunas ciudades del país es mayor aunque no tiene la misma preocupación por el octanaje que si hay que tener en ciudades más cercanas al nivel del mar aunque esto se deba a una merma en el desempeño de los motores.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...