lunes, 11 de febrero de 2013

Prueba Skoda Fabia Elegance HB 1.4 16V 101PS (2001)

La siguiente prueba es tomada de la revista Car&Driver local #23 que se publicó a principios del año 2001, en esta ocasión la revista probó uno auto exitoso en términos de ventas en el país y resaltó el gran ascenso en calidad de la marca checa que ya gozaba de buena reputación en Colombia pero que con la llegada del Fabia mejoró.


La versión "Elegance" probada era en ese entonces el tope de linea, había una llamada "Confort" que tenía el mismo motor de la probada pero su diferencia en precio se debía a un equipamiento con menos items, la otra versión llamada "Classic" se vendía desde $29 millones de pesos sin aire acondicionado y venía con un motor 1400cc también pero de 68PS por sólo tener un árbol de levas con 2 válvulas por cilindro.




La prueba comienza con una reseña o contextualización del modelo en cuestión, con este auto Skoda estaba  estrenando una plataforma desarrollada por el grupo VAG para usar en el VW Polo y Seat Ibiza, la gama de motores en todo el mundo era mayor a la ofrecida aquí pero luego llegarían versiones posteriores al país con motores de 1.2 Litros "Twin Cam" de 3 cilindros y un 2 Litros de 8 válvulas. El Fabia llegaba con buenas referencias de Europa pues no sólo había tenido buenas ventas sino que se había ganado el galardón del carro del año en Inglaterra para el 2000.

Luego se hablaba del motor de la unidad probada, el 1400cc de 16 válvulas recibió buenas criticas de el equipo de pruebas al que impresionó por tener una potencia especifica excelente para el momento con 72,66 HP por litro. Este motor como muchos multivalvulares se sentía más a gusto a altos regimenes, esto no lo hacía inelastico pues según lo notado en la prueba, la unidad tenía buena respuesta a regimenes menores a 2000 rpm.


Tengo que decir que los resultados de la prueba en cuanto a velocidad máxima fueron muy exagerados, cuesta creer que haya alcanzado 200 km/h, 15 km/h más que el dato oficial del fabricante, además se declara que los resultados fueron tomados a la altura de Bogotá donde el rendimiento de un motor es peor por no recibir una cantidad óptima de aire que sí se recibe a nivel del mar. Por otro lado el consumo observado fue de 41,15 km/gal -9,5 l/100km- en carretera a plena carga y 51,9 km/gal -7,3 l/100km- en ciudad con un manejo mesurado.



Hablando de la transmisión, en todas las marchas menos en quinta se conseguía llevar el motor hasta el corte de inyección a las 6800 vueltas, por su parte el selector era de recorridos cortos y se accionaba por medio de un embrague con mando hidráulico. El acelerador no era accionado mediante la tradicional guaya sino que se le había instalado al motor un acelerador electrónico que hacía que fuera más sensible aunque el equipo de pruebas encontró un detalle curioso y poco agradable que era que cuando se llevaba hasta las 6800 rpm's el motor y se sube de marcha, el dispositivo sigue acelerando.

En cuanto a comportamiento dinámico, este checo destacaba, la suspensión estaba bien calibrada pues no era incomoda ni permitía que la carrocería se balanceara demasiado en las curvas, además este auto tenía una serie de dispositivos que ayudaban al desempeño en curva del carro, uno era el "EDS" que era un bloqueo electrónico del diferencial capaz de regular la distribución del torque en las ruedas delanteras de manera que se compensan los esfuerzos entre estas, a esto se le sumaba el "ASR" que era el control electrónico de tracción que le añadía seguridad a la ecuación.


Se destacó la presentación del interior de este Fabia, era de esperarse ya que era la versión más equipada, por otra parte por ser un vehículo alto la habitabilidad era buena sobretodo si se trata del espacio para la cabeza de los ocupantes, la banca trasera era posible que se abatiera en proporción 60/40 para dar algo más de espacio al baúl de manera parcial dejando espacio para 2 o 1 pasajero.

Esas fueron las impresiones que le dejó el auto a Car&Driver, poco o nada se habló mal del carro pero eso concuerda con las ventas en el país que en general dejan deducir que es un carro que le gustó a los colombianos, actualmente estos Fabia se consiguen alrededor de unos $15 millones de pesos lo que habla de una desvalorización no tan tenaz como la de carros de otras marcas. Hoy en día yo diría que es una buena opción en el mercado de segunda mano pues por lo menos para Bogotá es muy útil tener un carro de estas dimensiones -segmento B-, pero el Fabia destaca por encima de sus rivales por su comportamiento dinámico y por tener ABS además de un equipamiento abundante difícil de conseguir en otros autos del segmento.

Así sin más les dejo la ficha técnica del carro junto con los resultados observados en la prueba:




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...