domingo, 10 de febrero de 2013

Nissan MID4: El primer intento de Nissan para competirle a los supercarros europeos


Sabido es que los fabricantes japoneses llevan años haciendo vehículos deportivos sencillos y eficaces, Nissan con Datsun fue de los primeros fabricantes en ofrecer un producto serio -el Z- capaz de competirle a un grande como un Ford Mustang en los 70's, no obstante realmente Japón nunca produjo un supercarro capaz de hacerle frente a marcas como Ferrari -con excepción del reciente Lexus LF-A- y esto no se debe a la falta de ingenio de los fabricantes orientales y este auto que les mostraré a continuación es la muestra de ello.



En 1985 Nissan mostró el primer MID4, este auto se exhibía para demostrar que Nissan podía hacer un vehículo deportivo a la altura de los Ferraris o Porsches; el carro en cuestión tenía una pinta de ser copiado de algún Ferrari y mecánicamente se corroboraba esto porque su tren motriz estaba dispuesto como el de un supercarro italiano, es decir, con el motor detrás de la cabina pero adelante del eje trasero -"midship" o "mid-engine"-. El nombre resulta de una abreviación de su disposición, más un 4 por tener tracción total.

El motor que usó el fabricante para este auto que apenas se mostraba en el 85 sin saber si realmente se iba a destinar a la venta o no, era un 3 Litros V6 (VG30DE) que era de la misma familia del que usaron los Nissan 300ZX Z31 y el Leopard -Infiniti M30 en USA- con doble árbol de levas con 4 válvulas por cilindro  que generaba 227 HP a 6000 rpm y 279 Nm de torque a 4000 rpm; por su parte la caja era manual de 5 velocidades transmitiendo la fuerza a las 4 ruedas aunque en mayor proporción -un 66%- al eje trasero. Lo poco convencional no paraba ahí pues además tenía dirección en las 4 ruedas -sistema denominado por el fabricante como HICAS- para minimizar el subviraje moviendo levemente las ruedas traseras.


No habían cifras oficiales de las prestaciones del auto, aunque es de inferir que era un avión por tener una relación peso/potencia de tan sólo 5,41 kg/HP -su peso era de 1230 kg-, todo lo anterior nos habla de que el MID4 era muy avanzado para su época y que impresionaba, sin embargo el esfuerzo de Nissan no paró ahí y lo que vendría sería aún más impresionante.

En el salón de Tokyo de 1987 se mostraría su segunda generación, había cambiado su estética pero su tren motriz se mantenía muy parecido con un motor de 3 Litros también atrás de la cabina, caja manual de 5 velocidades y tracción total. Con esta actualización recibió más potencia con la adición de dos turbos al motor de la familia VG además de un corte de inyección a mayor regimen, de manera que ahora generaría 325 HP a 6800 rpm y 382 Nm de torque a 3200 rpm.


El sistema de tracción a pesar de ser básicamente el mismo ahora se denominaba "ATTESA" que después se haría famoso con los Skyline R33 y R34 y que se mantiene vigente en algunos modelos de Infiniti, este sistema recalibrado estaba dispuesto sobre la base de un vehículo de tracción trasera que tendría ayuda del tren delantero que se hacía actuar mediante un diferencial central autoblocante de acople viscoso, además de esto cada una de las cuatro ruedas podía recibir torque de manera variable según las condiciones de adherencia.


Para este MID4 II tampoco habían cifras de prestaciones oficiales pero también se podía inferir que era rapidísimo y que estaría al nivel de carros como un Ferrari 328 3.2, naturalmente con turbo y un sistema de tracción más complejo el auto se hizo más pesado pero su relación peso/potencia mejoró pasando a ser de tan sólo 4,3 kg/HP -la del Ferrari 328 3.2 era de 4,7 kg/HP- a lo que se le sumaba una increíble respuesta del "Twin-Turbo".


Lastimosamente el MID4 sólo fue un prototipo, no tuvo viabilidad comercial en gran parte causado por un costo de producción alto, sin embargo no se descartó, como lo dije anteriormente el sistema de tracción "ATTESA" sería usado en otros modelos de la marca como los excepcionales Skyline y el motor VG30DETT del MID4 II sería usado por el Fairlady Z o 300ZX del 90'.

De manera que Nissan decidió abortar las posibilidades de competir con los supercarros aunque sus productos si hubieran podido ser una piedra en el zapato para los famosos fabricantes italianos, lo que pasaba es que si lo hubieran hecho posiblemente la integridad financiera de la empresa se hubiera puesto en riesgo por temas más de mercadeo que de otra cosa, así pues concluye la historia de uno de los prototipos más interesantes que un fabricante japonés nos ha mostrado y esto ya es mucho decir.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...