miércoles, 6 de marzo de 2013

Prueba Renault Symbol RTE 1.4 (2001)

En el 2001 Sofasa trajo al país a uno de los productos de su portafolio que han tenido una gran acogida en el país, era un sedán derivado de la segunda generación del Clio que se destacaba por su uso como carro familiar, lo que sigue a continuación es la prueba que Car&Driver Colombia-Venezuela le hizo al auto tras su llegada al país.




La versión probada en este caso era la más equipada y la más cara, sólo llegó con una opción en cuanto a motores que era casi una actualización que Renault le hizo a su motor Tipo E que era el que usaban la primera generación del Clio y el R19 "Energy", este mismo propulsor que resultó siendo el Tipo K se mantiene vigente hoy en día y lo usa el Logan.


Algo curioso es que este sedán llegó primero que el Hatchback del cual se derivó, además usaba un motor distinto, el Clio II llegaría al país en en el 2002 también con una unidad Tipo K pero con dos árboles de levas y 16 válvulas. Tanto el Clio como el Symbol recibieron una actualización estética tras poco tiempo en el mercado, algunos ejemplares año modelo 2003 ya incorporaron el facelift.



Antes de pasar a los detalles de la prueba les comento que antes de la llegada a vitrinas del Symbol, se hizo una reconocida campaña publicitaria con el fin de generar expectativa, se trataba de un gringo -Bob Harris- que se anunciaba en los cortos comerciales como un tipo de 39 años con ganas de conseguir a una colombiana y formar una familia en el país, a continuación hay un video de un comercial -cortesía de "El Carro Colombiano"- además del texto de una campaña publicitaria que pronto aparecerá en la sección "Publicidad Automotriz" aquí en este blog:




Ya pasando a la apreciación de la revista, la prueba se titulaba "El auto de Bob Harris", como en la mayoría de pruebas de esta revista se comienza por contextualizar al carro, de manera que se hace mención a la inversión de $4.5 millones de dólares que Sofasa hizo para ejecutar este proyecto; por otra parte se menciona que el Symbol fue diseñado en Turquía y como pretende satisfacer las necesidades de la clase media el mercado de este vehículo iba a ser gran parte de latinoamérica, el Maghreb y Europa Oriental.

Las modificaciones de este carro iban más allá de agregarle un tercer volumen a un Hatchback del segmento B como se suelen adaptar los vehículos a esta región sino que también este carro tenía unos 5 cms más de trocha que un Clio II por lo que el ancho de su cabina se veía favorecido, por otra parte la distancia entre ejes si era la misma pero cambiaba la longitud de su voladizo posterior que resultaba 40 cms más largo que el del 5 puertas. El tanque de combustible del Symbol tenía mayor capacidad que el del Clio II que llegó aquí por dos galones de diferencia, en parte se debe a que el motor de SOHC consume un poco más aunque esa margen de capacidad a favor le da mayor autonomía también, además hay que decir que pese a ser de menor tamaño el Clio 5 puertas pesa más.

Antes de explicar los niveles de equipamiento se destaca que Renault en ese momento quería que su ventaja competitiva era hacer autos económicos con algunos items de seguridad de serie que sus rivales no tenían, de manera que la versión más básica que era la RNA venía de serie con un airbag para el conductor y la carrocería de todos los Symbol tenía barras protectoras dobles en las puertas, otros atributos en materia de seguridad incluían una banca trasera que no se podía abatir porque tenía una atrás de sí un panel metálico que protegía a sus ocupantes en caso de colisión, un motor instalado en forma pendular para que se desprendiera en caso de colisión en vez de quedarse fijo y causar daños en el habitáculo.


El "corazón" de este vehículo como decía antes era nuevo, pese a tener la misma cilindrada del que usó la primera generación del Clio ahora incorporaba inyección multipunto secuencial, era menos potente que el anterior por lo que tenía una banda de potencia más reducida lo que hacía que consiguiera un mayor torque. Con este propulsor se notaba que la marca no quería hacer un auto muy veloz sino más bien uno más adecuado para circular por nuestra irregular geografía, esto también se debía a que las primeras relaciones de la caja de este carro eran cortas, algo que Renault hizo y sigue haciendo en sus productos con "cajas de montaña" como ellos mismos las denominan, lo distinto en el Symbol era que la quinta por efectos de consumo de combustible era más larga que lo habitual.

La contrapartida que halló el equipo de pruebas de C&D del buen desempeño en pendientes era que cuando se aceleraba como por ejemplo para sobrepasar a otro vehículo las revoluciones se agotaban más rápido de lo normal, el caso más notorio era cuando se subía en segunda y el corte de inyección llegaba a las 6100 vueltas cuando el auto andaba a 70 km/h y cuando se engranaba tercera se perdía el ritmo que se llegaba a pesar de que cuando se llevaba el motor al corte y se hacía el cambio ascendente las revoluciones caían muy cerca del régimen de torque máximo.

La apreciación del equipo de pruebas en cuanto a la suspensión del vehículo fue muy buena pues se dijo que se había logrado un óptimo reglaje del conjunto, la suspensión delantera tenía como soporte un marco estructural desmontable "tipo cuna" ubicada bajo las puntas del chasis, con esto se mejora la distribución de las cargas además de incrementar la rigidez y la longevidad del mecanismo con el efecto positivo de reducir los costos de mano de obra en caso de colisión.



Sorprende como un auto tan convencional tiene tantos detalles imperceptibles que lo hacen más práctico, aparte de los otros detalles innovadores mencionados anteriormente hay más como un tanque de combustible hecho en polipropileno, tuberías de los frenos y combustible recubiertas, guardabarros hechos en fibra de carbono y poliéster para que no se deformen ni se rayen al recibir golpes leves. En lo que se refiere a seguridad se suman a las barras de protección y airbag un inmovilizador que impide el arranque del auto sin una llave original, un seguro de timón que lo bloque al ser forzado y cerraduras que imposibilitan el uso de mecanismos que permitan su apertura de manera violatoria.

Volviendo a los aspectos dinámicos de este Symbol, la prueba en pista demostró que este era un carro que ofrece un manejo neutral sin mayores tendencias al subviraje o al sobreviraje, en general se comportaba bien en curvas a pesar de que sus delgadas llantas no ofrecieran la adherencia deseada haciendo que se pierda trayectoria cuando se exige al vehículo doblando. Los frenos sin sistema antibloqueo resultaron efectivos, no se bloqueaban con facilidad en parte debido a una válvula reguladora en los tambores traseros que garantizaban su correcto accionar según el peso y la velocidad a la que se mueva el auto.

Al final de la prueba se concluyó que el Symbol era un vehículo de manejo agradable, suave de operar, ágil y económico en cuanto a consumo de combustible; además si a lo anterior se le sumaban sus bondades en equipamiento y seguridad se encontraba que era un auto no sólo apto para las necesidades de Bob Harris sino también para las de miles en este país. Se destacó del carro su seguridad, sus relaciones de caja, volumen del baúl y el concepto familiar; por otra parte se notó que se debía mejorar en cuanto al espacio interior, acabados de la alfombra y ajuste de la cabina. 


A continuación la ficha técnica con datos oficiales y datos de la prueba:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...