viernes, 29 de marzo de 2013

Prueba Peugeot 206 CC 2.0 16V (2001)

Esta es otra prueba publicada en la revista Car and Driver Colombia y Venezuela pero que no se realizó por estos lares, esta más que una prueba es una suerte de reseña que llaman en muchas revistas "Contacto", esta vez el escenario era la zona mediterránea de Francia. El vehículo en cuestión era uno de los convertibles más asequibles que existían en ese momento y traía consigo un mecanismo en su capota muy novedoso principalmente porque cuando el techo estaba puesto le confería al auto una apariencia de Coupé y es precisamente por eso que recibe el nombre de "CC" (Coupé Cabriolet).
 




Siguiendo con el tema del techo en la prueba se destacaba el hecho de que su operación estuviera automatizada en un 90%, la única acción manual que requería era desbloquear el techo de la zona del parabrisas, después de haber desbloqueado el techo y haber pulsado el botón en 30 segundos los cuatro vidrios se bajaban y el techo se plegaba en tres partes para guardarse en el baúl. Así pues este 206 CC era uno de los convertibles más prácticos aunque el único lunar que tenía este mecanismo es que en presencia de un obstáculo -por ejemplo una mano- no paraba su marcha.


Toda la parafernalia del techo pesaba cerca de 50 kg que correspondían a 6,2 kg que pesaban los dos cilindros encargados de abrir la tapa del baúl incluyendo los materiales de insonorización y 45 kg del techo en sí que traía un vidrio posterior con desempañador. Además de esto con base en el 206 convencional las puertas eran iguales pero sin marco y la estructura de la carrocería además del piso del chasís se reforzaron con láminas de acero.


En cuanto a su comportamiento dinámico, este 206 en particular dejaba buena impresión, la dirección llamó la atención del equipo de pruebas pues se mostró con buen tacto a altas velocidades manteniendo una asistencia justa en bajas velocidades. Por otro lado el auto ofrecía buena tenida direccional, tomaba curvas cerradas de buena forma antes de que el natural subviraje apareciera, una explicación de lo anterior hubiera podido ser la presencia de barras estabilizadoras más gruesas como las que usaba la versión deportiva del 206, el S16. En cuanto a prestaciones el dos litros se mostraba rápido aunque la velocidad máxima observada en este caso fue de 190 km/h y no los 210 que declaraba el fabricante.

Las versiones que ofrecía Peugeot de este CC eran tres, esta dos litros y una con un motor 1.6 16V que también podía elegirse con una caja automática, el 100% de las ventas proyectadas correspondía a un 65% para las versiones dos litros y un 35% para el restante. Como en muchos coupés la habitabilidad en las plazas traseras era muy mala, este 206 se declaraba como un 2+2 pero en las plazas traseras los únicos seres humanos que podrían viajar allí eran bebés.


Este Peugeot se produjo en la fábrica que PSA tiene en Mulhouse -cerca a la frontera con Suiza y Alemania-, allí los indices de productividad eran de los mejores de la industria con 3700 vehículos producidos al día de los cuales 400 eran 206 CC; el éxito de este carro fue tal que incluso con ese gran ritmo de producción se necesitaba que fuera aún mayor por la demanda que había.

A continuación la ficha técnica del Peugeot 206 CC 2.0 16V:


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...