miércoles, 17 de abril de 2013

España rumbo a la movilidad con eficiencia energética: Plan PIVE

El primero de Octubre del año pasado el gobierno español anunció la creación de un ambicioso programa cuyo principal objetivo era reducir el consumo energético inherente al parque automotor a nivel nacional, esto se haría chatarrizando los vehículos que tenían más de 12 años para los particulares y 10 para los comerciales ligeros -tipo Renault Kangoo- para acceder a unos beneficios económicos en la compra de un auto nuevo eficiente en cuanto a consumo y emisiones. El efecto que se esperaba con el plan PIVE era que los cantidad de vehículos rodando fuera la misma sólo que con la renovación de la flota la reducción en consumo de combustible y emisiones contaminantes tendría que ser menor, aparte de esto otro beneficio fue el de los agentes comerciales y fabricantes de vehículos que con el incremento en ventas pudieron capear la mala temporada que están teniendo con la crisis económica europea.




Las siglas PIVE significan Plan de Incentivo al Vehículo eficiente, la primera fase de este tenía un fondo de €75 millones de euros como parte del fondo que el ministerio de industria, energía y turismo; como el fondo entregaba €1.000 por vehículo se esperaba que hubiera una renovación de 75.000 vehículos, el subsidio como tal era de €2.000 pues los otros €1.000 le correspondían al agente comercial por cada unidad que vendieran correspondiente al plan. El plan se proyectó en primera instancia hasta el 31 de Marzo o hasta que el presupuesto destinado por el gobierno se agotara, así que hoy en día se tendría que haber acabado el plan sobretodo considerando que el fondo se agotó el 10 de Enero.


En el momento en que el plan se agotó muchos agentes comerciales decidieron seguir subsidiando sus vehículos de la misma manera pero asumiendo los costos ellos mismos, todo en pro de que sus ventas no decayeran, aunque este movimiento se hacía esperando que se hiciera algo porque el exitoso plan se renovara y en efecto así fue, no sólo se prorrogó sino que se rediseñó extendiendo los beneficios pues a finales de Enero de este año el presidente de gobierno español Mariano Rajoy anunció la puesta en marcha del plan PIVE 2.


La segunda fase del PIVE aumenta la edad de los vehículos que se pueden acoger de 10 a 12 años en el caso de los particulares y de 7 a 10 en los comerciales ligeros, además se mantiene el tope en el precio del vehículo nuevo en €25.000 que no aplica para híbridos, eléctricos o de autonomía extendida pero este puede subir a €30.000 cuando las familias numerosas adquieran uno de más de 5 plazas. Por otro lado el fondo del gobierno que ahora podrá desembolsar €1.500 -sumados a otros €1.500 que da quien vende el vehículo- crece el doble ascendiendo a una cifra de €150 millones y con ello su duración que se planea que sea hasta el 4 de Febrero del 2014 o cuando se agote el fondo.

Los resultados concretos que entrega la puesta en marcha de este plan son evidentes, por un lado en cuanto a lo económico pues no sólo se ayuda a una alicaída industria automotriz sino que también se generan más empleos además de mantener otros, y en cuanto a la eficiencia energética los resultados esperados seguramente mitigan la contaminación pues según el IDAE se ahorrarán 78 millones de litros de combustible al año equivalentes a 500.000 barriles de petroleo y habrá una reducción en 262.000 toneladas de CO2 al año.


¿Y que nos importa esto aquí en Colombia?, es lo que se podría preguntar uno ya que las condiciones aquí son totalmente distintas sobretodo en términos económicos; pues bien, aquí no más en Bogotá debería hacerse algo por la reducción de consumo de combustibles y emisiones de gases contaminantes, lo que se diría en primera instancia es que no hay plata y en efecto no hay pero por esa misma razón no nos vendría analizar si nuestro vehículo tiene capacidad desperdiciada e incluso se podría incentivar el uso de vehículos más pequeños que pueden ser de gran ayuda para muchas familias jóvenes.

El plan PIVE no es realmente innovador, en muchos países se han implementado medidas parecidas como "cash for clunkers" en USA y los resultados han sido evidentes, lo que se logró en Estados Unidos es que las personas que se movían en camionetas viejas que consumían muchos recursos ahora andan en automóviles más prácticos, más nuevos y más eficientes; este caso era más notorio con las pick-ups pues estos vehículos como particulares no eran ni prácticos ni eficientes y curiosamente aquí en Bogotá se llegó a incentivar la compra de pick-ups al no tener pico y placa aunque por el bien de la ciudad esto se restringió un poco.  


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...